Nea Kavala: Macarroni, patata

Esta mediodía nos hemos enterado de que habia una manifestación de refugiadxs en el campo de Nea Kavala para protestar por las condiciones del campo al que no pueden acceder voluntariado independiente ni medios de comunicacion.

En Nea Kavala hay más de 4000 personas, algunas de ellas procedentes de Idomeni, en unas condiciones que definen como “no aptas ni para animales”.

Protestan diciendole a la ONG griega Praksis y a ACNUR que se dejen de tanto hablar y empiecen a trabajar.mani nea kavalaFoto: @ares_masip

Nos cuentan que ayer durante una protesta la policía les cerró el paso para que no pudieran llegar a la carretera y les golpeó. Nos han hecho llegar el siguiente video:

Protesta de refugiadxs en el campo de Nea Kavala

 

Mientras nos contaban la situación, nos rodearon y nos llevaron dentro del campo ante la mirada de los policías que controla el acceso a los campos que no se movieron.

Tanto jovenes como mayores están cabreados, indignados con la situación, no entienden que hacen allí, en un campamento donde malviven, mientras un día tras otro, semana tras otra escuchan las mismas promesas que nunca llegan. Les dicen que no beban el agua de los depósitos pero no les dan agua potable, les dan patata cocida o macarrones en dias alternos, “macarroni, patata, macarroni, patata,…” nos decían.

No tienen servicio de salud para todos ellos. Hay varias personas con asma, conjuntivitis, epilepsia, fiebre, …
Sólo pueden llevar 4 personas al día en el hospital con una ambulancia.
No tienen dinero para comprar los medicamentos que los médicos les recetan.
A un hombre con soriasis le dicen que vaya a bañarse al mar (a 80 km del campo)

IMG_20160610_170821[1].jpg

La mayoría de ellos todavía están usando ropa de invierno ya que no tienen otra. Sólo tienen un punto con actividades para los niños, pero el campo necesita al menos 3 plazas distribuidas en todo el campamento.

Preguntan todos los días por el pre-registro para iniciar el proceso de asilo y siempre les dicen la proxima semana. Hemos visto como increpaban a personal de ACNUR cansados de falsas promesas.

El campo está lleno de mosquitos que atacan mucho a los niños. En algunas zonas hay serpientes, ratones,…

Las condiciones higiénicas de los baños son pésimas, con 3 baños para una zona con un monton de tiendas.

 

No les dejan cocinar pero lo hacen en sus tiendas quemando plasticos y lo que pueden con los consiguientes riesgos de incendio y para la salud.

En definitiva, una vez mas pudimos constatar que la situación a la que las politicas europeas condena a las personas refugiadas en Grecia provoca mucha vergUEnza.

Salimos del campo rodeados y protegidos por “refus” con el cántico de “macarroni, patata, macarroni, patata” y el compromiso de seguir difundiendo el maltrato que sufren las personas en busca de refugio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s